En la última década del siglo XIX, se inauguró una nueva forma de encierro con la
construcción de una cárcel penitenciaria para el departamento Rosario. Esta se
construye entre 1892 y 1893, y es ubicada en la calle Estanislao Zeballos 2951,
coloquialmente conocida como “La redonda”, hoy Unidad Penitenciaria Nº 3 de
Rosario.La misma es habilitada en 1894 como Cárcel de Encausados y
Contraventores.
Para la misma época se instalaba, además, la Cárcel de Mujeres del Buen Pastor
Actualmente, la cárcel, construida en una zona en aquel entonces, descampada
está compuesta por 10 pabellones y alberga alrededor de 330 detenidos que en su
mayoría transitan los últimos años de su condena, o efectivamente realizando
salidas transitorias.
El diputado radical Julián Galdeano propuso su traslado para “mejorar la situación
carcelaria de los detenidos”; en una nueva penitenciaría y “favorecer la calidad de
vida del barrio”, con la urbanización del predio. La iniciativa abrió el debate entre
las áreas intervinientes, y entre los vecinos de Zeballos y Ricchieri. Desde la
Secretaría de Planeamiento Municipal están de acuerdo con aprovechar “de mejor
manera” el espacio, y ven como “viable y factible” la iniciativa. En tanto, desde el
Servicio Penitenciario de la provincia reconocieron problemas edilicios en la
unidad, pero apuntan a priorizar nuevos espacios para alojar a mil presos que se
encuentran en dependencias policiales, en el sur santafesino.
Al mismo tiempo, algunos vecinos de la zona aseguran que se sienten “seguros”
con la cárcel allí.
La iniciativa apunta a “un complejo carcelario adecuado a las necesidades
actuales, dotado de la infraestructura necesaria, con recursos tecnológicos
modernos”, en otro lugar.
La iniciativa apunta a “un complejo carcelario adecuado a las necesidades
actuales, dotado de la infraestructura necesaria, con recursos tecnológicos
modernos”, en otro lugar.
Nota: La construcción del Lago y la Montañita del Parque de la Independencia fue
realizado por los presos de la cárcel de Rosario.