Como sabes, se suele incluir foto en el CV,  y nos guste o no, la imagen que elijamos de nosotros, puede influir sobre quienes decidirán si llegamos o no a la siguiente fase del proceso selectivo.

Por ello, queremos ayudarte a escoger la fotografía adecuada advirtiéndote sobre aquellas que no lo son.

1. Fotografía reciclada:

Ya sea la foto de la boda de tu prima o aquel día en el parque, nunca quedará bien para el CV una fotografía que no se haya hecho con tal propósito.

2.Fotografía protagonista

La foto puede servirnos para reforzar la imagen que queremos proyectar, o incluso nuestra actitud, pero no debemos darle un protagonismo excesivo en el CV, especialmente si el físico no guarda una estrecha relación con el desempeño de nuestro trabajo.

3.Fotografía tímida

Nos referimos a esa fotografía que apenas recoge nuestra cara y cuello que todos tenemos en el DNI y en la que tan difícil es salir bien.

4.Gesto serio o sonrisa forzada

Sabemos que no es fácil posar sin perder todo rastro de naturalidad en el rostro, pero el fotógrafo o fotógrafa podrá ayudarte a que sonrías de forma auténtica, si conversa contigo mientras te fotografía, por ejemplo.

5.Indumentaria no adecuada al puesto

Diseños extravagantes, ropa demasiado informal o poco decorosa, pueden jugar en tu contra.

6.Fotografía antigua

Todos tenemos una fotografía preferida que utilizamos de forma recurrente durante un largo período de tiempo, pero no debemos emplear imágenes de más de 2 años de antigüedad, o con las que no guardemos ya ningún parecido. Una de las funciones de la foto del CV es ayudar a identificar y recordar a la persona candidata.

7.Fotografía terrorífica o selfie

Si quieres conseguir una buena foto para el CV, hay varios detalles que tendrás que tener en cuenta al hacértela. Siempre que sea posible, intenta que la luz sea natural y procura que te llegue desde detrás de la cámara. Si estás de espalda a la luz, la foto quedará muy oscura, y si la iluminación viene desde arriba o desde abajo, tu rostro quedará ensombrecido. Otro aspecto a considerar es la posición de la cámara desde la que se nos fotografía. Una foto tomada desde abajo acentuará los signos de la edad, mientras que tomada desde arriba, te hará parecer más joven. Y por último, pide ayuda o utiliza el temporizador de la cámara, NUNCA JAMÁS uses un SELFIE para el CV.

8.Fotografía de mala calidad o pixelada

Puede que la foto original fuera demasiado pequeña, o que la redujeras para poder enviarla por algún medio, pero en cualquier caso, una foto de mala calidad o pixelada es también una mala elección.

9.Fotografía descentrada, mal recortada o cuyo tamaño se ha modificado sin mantener la proporcionalidad

Si vas a ajustar una foto a una plantilla o a modificar su tamaño, vigila siempre que lo haces manteniendo la proporcionalidad entre el largo y ancho de la foto.

10.Escenario inapropiado

Elige siempre un escenario vinculado a tu profesión y tu trabajo, o un fondo neutro. Nada de celebraciones, ferias, bodas, bautizos o comuniones, y mucho menos botellones o fiestas nocturnas, por muy guapos y guapas que estuviéramos para la ocasión.

Sigue nuestras recomendaciones, y quizás tu foto te ayude a conseguir el empleo que buscas. No es que vayan a darte el trabajo por tu cara bonita, pero una fotografía amable, cuidada y bien hecha, puede incrementar tus posibilidades de prosperar en el proceso de selección.

 

FUENTE: http://portalvirtualempleo.us.es/10-fotos-que-nunca-deberias-usar-en-tu-cv/