El tema salarial siempre ha sido un tema difícil porque uno nunca sabe cuánto es lo que pagan las empresas para el puesto al cual me estoy postulando. La realidad es que no todas las empresas pagan el mismo sueldo para una misma posición, es por eso que la gente tiene que mirar varios factores a la hora de expresar su pretensión salarial.

Los postulantes analizan un “paquete completo” a la hora de elegir un nuevo trabajo: [sueldo] + [política de ajuste inflacionaria] + [beneficios] + [posibilidad de desarrollo profesional] + [clima laboral] + [flexibilidad horaria y vacaciones adicionales]. Si la oferta completa es atractiva hay candidatos que estarían dispuestos a resignar parte del sueldo.

Las empresas que solamente se orientan a atraer candidatos por sueldo están perdiendo competitividad y deberán revisar sus políticas globales de bienestar para sus empleados. Trabajamos con empresas que tienen un promedio de edad bastante bajo con lo cual sus empleados tienden a valorar más la flexibilidad horaria que la cobertura de medicina prepaga. En su mayoría son solteros y casi no tienen que pagar diferencial por acceder a un plan de obra social, a cambio la empresa les otorga 4 semanas de vacaciones a partir del primer año.

Un punto muy importante es preguntar sobre la política de ajuste por inflación que maneja la empresa, ya que si la persona cambia de trabajo por un  sueldo de +30% al actual y al año siguiente no recibe ajuste salarial, entonces el cambio no sirvió para mejorar su poder adquisitivo en el largo plazo.

La flexibilidad horaria es otro issue que será muy valorado por la mayoría de los postulantes a un puesto de trabajo. La gente elige trabajar por objetivos antes que trabajar por horarios. Una vez cumplido el objetivo, la gente quiere volver a su casa y disfrutar de su familia, amigos, actividades físicas, hobbies, etc.

La posibilidad de desarrollo profesional es una de las preguntas que siempre están presentes en una entrevista laboral. Muchos candidatos migran de empresas multinacionales donde tienen poca libertad para la toma de decisiones a pymes donde su puesto tiene mayor protagonismo e impacto en el negocio. El gran desafío de los dueños de pymes es perder el miedo a delegar y dar empowerment a esa gente que optó por el nuevo desafío resignando los beneficios y seguridad laboral, que le otorga una empresa multinacional.

Es por esto que cuando un candidato enfrenta una entrevista, es importante que pueda indagar sobre el paquete completo que ofrece la empresa y no centralizarse únicamente en el salario ofrecido.