Muchas personas enfrentan un examen como si fuera una situación extrema en la vida. Y esto es un gran error. Si bien esto puede llegar a influir en tu futuro, no es una situación de vida o muerte y no todo estará perdido si te va mal. Manejar la ansiedad es la clave.

Muchos sufren de ansiedad y un temor profundo cada vez que tienen que enfrentarse a un examen, sea éste escrito u oral. Y eso no está para nada mal. El tema es cuando estos terminan convirtiéndose en una traba y un auténtico problema.

Lo fundamental en este tipo de situaciones es transformar la ansiedad y la tensión en algo productivo, ya que de nada servirá querer neutralizarlo, porque es algo normal ante este tipo de situaciones.

Para esto es fundamental no dejarse influenciar por los demás. Toda persona siempre tiende a minimizar sus propios conocimientos y no valora lo que ha aprendido mientras ha estado estudiando para rendir el examen. No es cierto que los demás saben más que ti, como tú crees. Es crucial confiar en uno mismo para lograr el éxito.

De todos modos, lo decisivo en estos casos es estudiar. Si realmente sabes y te has preparado concienzudamente, no tienes por qué temer en tus conocimientos. Olvídate de ese temor que te bloquea y concéntrate en lo que has aprendido. Si temes y te dejas vencer por la ansiedad, no podrás obtener tu resultado positivo.

Pero, ante todo, debes tener en cuenta algo fundamental: tu vida no se acaba después de ese examen, te vaya bien o mal. Y es por esto que debes tratar las cosas en su justa medida. Tal vez si tomas las cosas en su verdadera dimensión te liberes más de la tensión que te aqueja.

Para poder superar el miedo característico de los exámenes, es de vital importancia en primer lugar tener en consideración una serie de pautas básicas que te ayudarán a conseguir este objetivo.

Es de sobra conocido que, en la mayoría de los casos, aquellos estudiantes que suelen tener miedo a los exámenes es porque no tienen del todo preparado la materia de la que se van a examinar.

Para evitar eso, lo más importante es tratar de estudiar siempre cada día, llevando a rajatabla lo que debemos hacer cada jornada, para luego repasar lo estudiado en el día anterior, y así todos los días.

Llevar una vida ordenada y tranquila es vital para que cualquier estudiante pueda obtener luego un buen rendimiento. Un estudiante debería practicar ejercicio cada día, ya que le ayudará a eliminar tensiones y a relajarse.

Trucos para superar el miedo a los exámenes

  • Recuerda llevar en orden lo que tienes que estudiar.
  • Estudia cada día, y guarda un momento para repasar lo visto en el día anterior.
  • Toma notas siempre que puedas de las explicaciones que da el profesor.
  • Cree y confía en ti. No pienses que el examen te va a salir mal. Si lo tienes de verdad bien preparado, lo aprobarás.
  • No te vengas abajo si suspendes, o no sacas la nota esperada.
  • Tomar infusiones relajantes puede resultar particularmente útil antes de hacer un examen. Eso sí, evita los medicamentos tranquilizantes. Algunos pueden llegar a producir somnolencia, por lo que no estarás al 100% para superar la prueba.