Algunos pasan años en el secundario usando el mismo uniforme, y ahora en la Universidad, decidir qué ropa ponerse cada día puede ser todo un reto. Es más difícil las primeras semanas, hasta definir el look justo, porque después uno simplemente se acostumbra a ir con la ropa de todos los días.

Aquí van algunos consejos que pueden ayudarte:

Básicos: las remeras blancas o negras nunca te van a ser más útiles que ahora, porque combinan con todo! También los jeans son un básico que podés usar sin límites.

Accesorios: pañuelos, collares, anillos, pulseras, seas hombre o mujer vos sabés qué va mejor con vos y suma a tu estilo!

Menos es más: no exageres nunca, mantené un equilibrio con la combinación de tu ropa y accesorios. La moderación y la sutileza siempre termina llamando más la atención que las exageraciones al vestir.

Prevenir: planeá con anterioridad lo que te vas a poner al día siguiente, así no perdés tiempo antes de salir y te será mucho más fácil arreglarte.

Estilo: estás en la libertad de usar lo que más te gusta y reflejar tu personalidad en tu vestimenta. Pero no exageres, los primeros días de clase son para ir adaptándote, mostrando tu look, pero sin estridencias.

Así que ya sabés, encontrá tu look y andá a la facu cómodo, como más te guste. Y buena suerte en la Universidad!

Fuente: www.quenotebochen.com