¿Cómo pueden ser pensados los conceptos de vocación y orientación vocacional?

Redacción de Equipo PsicoSendas

Ps. Melina Canil- Mat. N°7351

Ps. Ruth Alvarez- Mat. N°7263

La vocación es una construcción en permanente movimiento que se va dando a lo largo de la vida; puede ser pensada como un trayecto a recorrer en el que tienen influencia múltiples factores (intereses, motivaciones, valores, familia, oportunidades, necesidades, historia personal, miedos, prejuicios, etc.) en relación con las circunstancias personales, sociales y culturales en las que todas las personas estamos inmersos.

Consideramos que la orientación vocacional es un proceso, en el que se ofrece un acompañamiento que favorece decisiones reflexivas, autónomas y críticas que permitan arribar a una elección de vida. Tal acompañamiento es brindado a toda persona que tiene interrogantes como: “Termino la escuela y no sé qué hacer el año siguiente”, “No sé qué estudiar o en qué me puede ir bien”, “ No hay ninguna carrera o estudio que me interese”, “El trabajo que tengo no me satisface o genera interés”, “Tengo ganas de hacer algo nuevo, diferente”, “Lo que elegí no es lo que esperaba”, “No me veo a futuro haciendo lo que hago”, etc.

Un proceso de orientación vocacional requiere un tiempo en el que pueda trabajarse sobre la temática para lograr alcanzar una elección vocacional genuina y singular; puede llevarse a cabo en un espacio individual o grupal. Este proceso es coordinado por personas que conocen la técnica y el contenido del mismo. Se trata de un espacio para despejar dudas, conocer más de las posibilidades de estudio y trabajo, acercarse a la vida universitaria y/o laboral, conocer los gustos, preferencias e intereses personales.

Es por ello que para poder comenzar a esbozar respuestas a tales preguntas y elegir un proyecto de vida que se relacione con la singularidad propia, es importante emprender un proceso de conocimiento personal. Asimismo, para dedicarte a aquello que queres es relevante conocer de modo realista cuáles son tus opciones de carrera y de profesión y comprender la cambiante realidad para poder pensar creativamente ajustes al entorno en el cual vivis.

En este proceso no hay soluciones mágicas ni automáticas, sino que tiene que ocurrir desde una posición activa de cada persona en la búsqueda de respuestas. Es por ello que existe la posibilidad del error; sostenemos lo valioso de reiniciar el camino siguiendo un genuino interés personal, que continuar uno que no es sentido como propio.

Los espacios de orientación vocacional son abiertos a la comunidad, pensados especialmente para todas aquellas personas que se encuentren en los últimos años de la secundaria, que han dejado sus estudios por diferentes motivos o desean realizar algún cambio en su trayectoria profesional/laboral. La orientación vocacional está destinada a todo aquel que se pregunta acerca de la vida, un espacio para detenerse a observar, profundizar, analizar, conocerse y conocer acerca de los proyectos construidos o por construir.

La orientación vocacional tiene como finalidad acompañar a los participantes en el proceso de elección personal, en relación a opciones de estudios y/o trabajos. Se busca además brindar  información referente a las características de la formación superior y/o laboral-ocupacional y generar un espacio de indagación y reflexión acerca de los intereses, creencias, prejuicios, expectativas y miedos de los participantes. Dentro de estos espacios se busca favorecer el descubrimiento y conocimiento de aspectos de la personalidad, preferencias, cualidades, fortalezas para que cada participante pueda aprovecharlos a la hora de realizar su elección.

La orientación vocacional puede ser de modalidad individual o grupal; teniendo cada una de ellas particularidades. En la orientación vocacional grupal, al compartir y escuchar experiencias los participantes se sienten identificados y acompañados ya que descubren que no son los únicos que atraviesan esa situación. Además, dentro de estos espacios se comparten diferentes visiones, modalidades de reflexión, que permiten una mayor apertura, apareciendo aspectos que tal vez antes no habían sido pensados. En grupo se puede observar al participante en situación, allí cada uno despliega su personalidad, su forma de ser en el mundo, poniendo en juego potencialidades y puntos débiles, demostrando el rol que suele ejercer en los ámbitos grupales. Todo esto brinda una información sumamente valiosa para los coordinadores del espacio de taller.

La orientación vocacional de modalidad individual permite la aplicación de una batería de test más específicos y personalizados, brindando a los participantes otras herramientas de conocimiento personal. Además, posibilita al participante expresar en forma individual todo aquello que no puede o no quiere compartir frente a otras personas. Conjuntamente se podría reflexionar acerca de su realidad socio-familiar, permitiendo así arribar a una decisión acorde a sus posibilidades.

Proponemos diversas actividades tales como la aplicación de cuestionarios y tests vocacionales, la realización de    tareas grupales e individuales de producción, la implementación de dinámicas lúdicas e incorporación de materiales artísticos. Las actividades que se proponen son flexibles en relación a los intereses y necesidades individuales y grupales.

Para finalizar este escrito quisiéramos compartir una frase del conocido artista Pablo Picasso: “Cuando yo era pequeño mi madre me decía: ‘Si te haces soldado, llegarás a general. Si te haces cura, llegarás a Papa’. Yo quería ser pintor y he llegado a Picasso”.

 

Ps. Melina Canil- (0341) 153-392497

Ps. Ruth Alvarez- (0341) 153-030671

www.psicosendas.com