El Abogado es un profesional cuyo objetivo fundamental es colaborar en la defensa del valor de la justicia. Cuenta con una sólida formación teórica y práctica en el desempeño del derecho. Está altamente capacitado para el diseño jurídico de los más variados emprendimientos locales, nacionales e internacionales. Interviene en la resolución de conflictos judiciales y extrajudiciales, la función pública, la magistratura, la enseñanza y la investigación.

Como Abogado estarás capacitado en:

• La realidad socioeconómica actual, los valores permanentes del hombre y la sociedad.
• El derecho sustantivo de la República Argentina y el derecho comparado.
• El derecho procesal o de forma, correspondiente a los fueros provinciales y Federal.
• La capacidad científica y moral para crear, perfeccionar e investigar el cuerpo de normas jurídicas que permiten la convivencia armónica en el Estado.
• Los valores éticos y deontológicos de la profesión, respetándolos como forma de realización personal.
• Los criterios jurídicos para interpretar y aplicar normas jurídicas.
• La comunicación y argumentación jurídica.

Principales áreas de desarrollo profesional de un Abogado:

• Desempeño independiente de la profesión de acuerdo a la justicia y el bien común.
• Consultoría jurídica en distintas organizaciones.
• Asesoramiento legal en empresas y organizaciones públicas y/o privadas.
• Patrocinio y representación en los tres niveles de la administración pública: nacional, provincial y municipal.
• Ámbito internacional de la diplomacia brindando servicios jurídicos en embajadas y consulados.
• Como asesor y/o patrocinante en las relaciones jurídicas internacionales.
• Integrando equipos interdisciplinarios de investigación en los aspectos jurídicos.
• Carrera judicial.
• Docencia universitaria.