El arquitecto siempre se encuentra formado desde lo científico y lo social adaptando también su trayecto artístico de un modo equilibrante y globalizado, siempre rescatando el marco humanístico y profesional que se requiere para realizar la práctica.

Un arquitecto hoy en día debe ser una persona comprometida ante la sociedad con la ecología y el medio ambiente, con una marcada formación hacia las mencionadas problemáticas e identificado con un desarrollo muy sustentable.

Por su parte, debe ser un profesional capacitado en la toma de decisiones en aspectos referentes a: proyectar, dirigir y construir, para de esta forma poder desarrollar emprendimientos arquitectónicos, desde la programación, organización y gestión empresaria, incluyendo los aspectos legales y los ligados al marketing en lo comercial.

Es un profesional hoy que dentro del mercado laboral está capacitado para poder incursionar desde lo tradicional y novedoso en cualquiera de los diferentes roles novedosos que se requiere en la actualidad con un reconocimiento muy meritorio. Además la gran posibilidad de poder ejercer ese proceso de gestión de proyectos en Estudios de Arquitectura realizando siempre un manejo profesional serio del trabajo a desarrollar.