Uno de los aspectos que siempre se chequea en un proceso de entrevista es el aspecto salarial. Por lo tanto, es prácticamente ineludible que, en alguna etapa del proceso de entrevistas surja la pregunta… ¿Cuál es tu remuneración pretendida?
Habitualmente es una de las preguntas más incómodas y que generan mayor incertidumbre, ya que despierta el temor de ser descalificadas si la respuesta no es la indicada. Cabe señalar, que el sueldo pretendido no es lo único que se toma en consideración en un proceso de selección, por lo tanto, la respuesta a esta pregunta se toma como un punto de referencia. La selección de un recurso parte de la evaluación de un todo que abarca muchos aspectos, tales como su zona de residencia, competencias, compatibilidad con la estructura de la empresa, etc.

¿Cómo definir nuestra remuneración pretendida?
Hay herramientas que pueden facilitarnos la definición de la remuneración pretendida, sin que esta respuesta luego nos juegue en contra. ¿A que voy con esto? Muchas veces, por temor o por la necesidad de reinsertarse laboralmente, las personas terminan negociando sueldos que luego no le son funcionales. Esto trae como consecuencia que, en el corto plazo, ven como poco útil su trabajo actual desde el aspecto económico y esto los lleva a reiniciar un proceso de búsqueda, lo que trae aparejado un nuevo cambio de empleo y volver a empezar.
Para poder definir un sueldo, debemos analizar cuatro aspectos básicos, relacionados con el aviso al que estamos aplicando:
1 – Ubicación de la empresa. Nos permitirá calcular cuánto debemos invertir para llegar (viáticos), un dato que, en lo cotidiano, es de suma importancia. Un aspecto que puede marcar la diferencia en la remuneración pretendida radica en la movilidad, es decir, se puede chequear si la empresa brinda como políticas de beneficio cubrir viáticos (cuando se trata de movilidad propia) o si cuenta con el servicio de chárter.
2 – Estructura de la empresa. Las bandas salariales fuera de convenio varían según la estructura de la empresa. Es decir, una PyME pequeña suele tener bandas salariales diferentes a una estructura mediana o una grande, como una multinacional. Por lo tanto, es importante tener en cuenta este dato para poder identificar a qué tipo de empresa estamos queriendo ingresar. Este punto de referencia te será de utilidad para poder evaluar en función de la estructura cuánto ofrecen otras empresas de similares características.
3 – Rubro. Cada rubro tiene sus particularidades, por lo tanto, a la hora de comparar el sueldo fuera de convenio ofrecido en una empresa y otra debemos contemplar este detalle.
4 – Tipo de puesto. Sin entrar en tecnicismos, los puestos se dividen por aquellos que están dentro y fuera de convenio. Los que se encuentran dentro de convenio cuentan con bandas salariales definidas; es decir, más allá de la estructura de le empresa (si esta es pequeña, mediana o grande) los puestos dentro de convenio tienen la misma remuneración y se definen por categorías. Lo que sí varía son los puestos según cada convenio, por más que los nombres asignados sean similares.

¿Dónde buscar información sobre los sueldos?
Cuando el puesto al cual aplicamos está dentro de convenio, la tarea es mucho más simple, ya que los sueldos se publican en el sitio web de cada sindicato. Por lo tanto, lo que debemos conocer es cuál es el sindicato y la denominación dentro de convenio del puesto al cual aplicamos. Por ejemplo: dentro de Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) existe el convenio CCT 42/89, que comprende al personal técnico, administrativo y obrero de los laboratorios de especialidades medicinales y/o veterinarias, donde figuran las remuneraciones vigentes para cada puesto.
Ahora bien, cuando el puesto al cual aplicamos está fuera de convenio, los sueldos pueden variar entre una empresa y otra. Como así también cambian los nombres de los puestos, siendo tareas similares. Para conocer cuánto hoy el mercado laboral está pagando promedio por tu perfil, te tocará hacer un relevamiento. Si bien hay consultoras que anualmente se dedican a realizar estas investigaciones, son pocas las que suben dicha información a la Web. Por lo tanto, para poder estimar cuanto el mercado ofrece en términos generales, tendrás que hacer tu propio relevamiento.
Uno de los principales proveedores de este tipo de información son los mismos portales de búsqueda. Ya que muchas consultoras y empresas publican como parte del aviso el sueldo ofrecido, beneficios, etc. Teniendo en cuenta el rubro, las tareas y denominación del puesto en cuanto a seniority podrás tener un estimado del valor promedio de mercado. Es muy importante tener en cuenta si la publicación indica bruto o neto (sueldo de bolsillo, cuánto te quedará en mano) a la hora de comparar.